¿Con qué frecuencia se debe hacer el mantenimiento del coche?

Hoy en día, la mayoría de los vehículos modernos encienden una luz en el salpicadero para recordarle que su coche debe ser reparado, pero ¿qué pasa si su coche tiene unos cuantos años y no incluye estas características?

¿Qué sucede si no le dan servicio a su vehículo a tiempo? ¿Existe un beneficio al darle servicio a su vehículo regularmente y qué servicio debe hacer?

La manera más fácil de saber con qué frecuencia debe darle servicio a su vehículo es inspeccionar el manual del propietario. Habrá una sección en la parte trasera del manual, o en un libro separado, que enumera todos los intervalos de servicio y las operaciones de servicio que se deben realizar.

Si no tiene acceso al libro de registro de su vehículo, la regla básica es cada 12.000 / 15.000 km o cada 6 meses, lo que ocurra primero.

Incluso si no está haciendo los kilómetros, es importante realizar el mantenimiento de su vehículo con regularidad, ya que la mayoría de los líquidos de su vehículo son susceptibles de humedad y deben ser inspeccionados y reemplazados en intervalos específicos. Aquí tiene 5 líquidos en su coche que debe revisar.

¿Qué ocurre si no realizo la revisión de mi vehículo a tiempo?

Muchos problemas pueden ocurrir si no le dan servicio a su vehículo a tiempo. La economía de combustible reducida, la mala sensación de manejo e incluso las fallas mecánicas mayores son posibles si no se lleva a cabo un mantenimiento regular y el reemplazo de partes.

Uno de los principales problemas que pueden surgir cuando no se realiza el correcto mantenimiento del coche es que nos tiren de la ITV. Si alguno de los elementos de seguridad pasiva da fallos de funcionamiento por descuidar el vehículo, es posible que no nos permitan circular con él.

Para evitar este error, lo mejor es conocer a que centro de Inspección técnica nos vamos a dirigir, el horario de ITV que tienen y preguntar por los principales puntos que pueden causar que puedan hacer que nuestro coche no supere la inspección reglamentaria.

Otra cosa que no debemos descuidar son los niveles y cambios del aceite de nuestro motor. Los aceites de motor modernos contienen agentes limpiadores que ayudan a mantener el interior del motor en buenas condiciones, pero el aceite se deteriora lentamente cuanto más tiempo se usa.

Si no se cambia este aceite, los conductos del interior del motor se obstruyen con depósitos de carbón y aumenta el desgaste de los componentes internos del motor.

El líquido de frenos es otro componente que debe ser comprobado y sustituido regularmente, ya que absorbe la humedad del aire, lo que reduce el rendimiento del sistema de frenos.

La mayoría de los fabricantes recomiendan lavar el sistema de frenos cada 2 años, independientemente de la distancia recorrida.

¿Qué son las «condiciones de funcionamiento adversas»?

Si consulta el manual de su vehículo, es posible que vea una mención de «Condiciones de funcionamiento adversas» y se pregunte si su vehículo está dentro de esta categoría.

La conducción continua de parada y arranque (como en el caso de la mensajería o la conducción constante en el centro de la ciudad), el remolque de una carga pesada (como una caravana o un remolque pesado) o la conducción continua a alta velocidad ejerce más presión sobre los componentes del vehículo, y los vehículos que funcionan en estas condiciones requieren un mantenimiento periódico más frecuente para mantenerlos funcionando de manera eficiente.

Aumentar las operaciones de servicio a cada 5.000 km / 3 meses (lo que ocurra primero) y reemplazar otros fluidos una vez al año aumenta la protección de los principales componentes en estas condiciones de funcionamiento.

Deja un comentario