Pastillas de freno para el coche: La importancia de elegir correctamente

Las pastillas de freno son un componente esencial para la seguridad de nuestro vehículo. Forman parte del sistema de frenos de un vehículo normal y son muy importantes en términos de seguridad integral de tu vehículo. Esto se debe a que sin ellos, las ruedas se desgastarían, la potencia de frenado se reduciría y el propio sistema de frenado sufriría daños.

Esto hace que sea muy importante decidir el tipo correcto de pastillas de freno. Esto se debe a que los cada uno de los diferentes tipos de pastillas de freno para el coche tienen ciertas características o prestaciones que los diferencian del resto. Por lo tanto, cada tipo es adecuado para determinados tipos de vehículos y el montaje de un tipo incorrecto puede provocar graves problemas en el sistema global de frenado de cualquier vehículo.

Tipos de pastillas de freno que se pueden encontrar

Existen muchos tipos de pastillas de freno disponibles, y nunca estará de más saber diferenciarlos. Para algunas personas, puede resultar difícil decidir el tipo de pastilla de freno más adecuado para su coche. Cada tipo de pastillas de freno está hecho de diferentes materiales y varía en un número de factores tales como el rendimiento y la durabilidad que pueden lograr. Además, debido a las diferentes especificaciones de un vehículo, existe una correlación directa con el tipo de pastilla de freno que se necesitará dependiendo del peso y la velocidad del vehículo.

En este artículo te queremos proporcionar una guía que muestre de forma sencilla los diferentes tipos de pastillas de freno, cada uno de las diferentes características de cada tipo y cómo decidir qué tipo de pastilla de freno es la adecuada para su vehículo específico.

Como funcionan las pastillas de freno de un coche

Cuando hablamos del sistema de frenado propiamente dicho, sabemos que está formado por una serie de piezas individuales del automóvil que trabajan juntas para responder a las acciones del conductor con el fin de que el vehículo frene o se detenga. Una parte crucial de estos componentes son las pastillas de freno y sin el tipo correcto de pastillas, la distancia de frenado de nuestro vehículo se vea gravemente afectada.

Las pastillas de freno son la razón por la que tu coche es capaz de detenerse. Al pisar el pedal de freno, las pastillas de freno aplican fricción contra un disco o tambor metálico que detiene el vehículo. Debido a esta fricción, las pastillas de freno se desgastan con el tiempo. Sin embargo, la cantidad de tiempo que les lleva a las almohadillas desgastarse dependerá de cómo conduzcas. Alguien que conduce con frecuencia a través de áreas de alto tráfico puede encontrar que sus pastillas de freno se desgastan más rápido que alguien que conduce con menos frecuencia y/o en áreas más rurales.

La propia pastilla de freno funciona creando una fricción constante entre la pastilla y los discos de freno del coche. A medida que el conductor aplica el freno, la pastilla de freno es forzada contra el disco de freno y este contacto crea suficiente fricción entre las dos superficies para aplicar un momento de ralentización en la rueda.

Comprar pastillas de freno: Todos los tipos disponibles

Como se ha mencionado anteriormente, hay una serie de diferentes tipos de pastillas de freno disponibles. Es importante conocer los diferentes tipos y cuál es el más adecuado para su vehículo en particular. Los diferentes tipos de pastillas de freno que se utilizan con más frecuencia se pueden encontrar a continuación.

  • Pastillas de freno metálicas – las pastillas metálicas son sin duda la variedad más común de pastillas de freno y se encuentran en muchos de los vehículos actuales. Una mezcla única de diferentes metales crea pastillas de freno metálicas y son asequibles, duraderas y ofrecen un buen rendimiento. Se instalan mejor en vehículos pequeños que no son testigos de una conducción muy agresiva.
  • Almohadillas orgánicas – Las almohadillas orgánicas están compuestas de materiales orgánicos como caucho, vidrio y resina, que son los agentes aglutinantes. El asbesto era el material preferido en años anteriores, ya que disipaba bien el calor. Sin embargo, el polvo creado era peligroso para la salud y el medio ambiente, por lo que fue reemplazado por materiales más naturales. A diferencia de las almohadillas metálicas, las almohadillas orgánicas son ligeras y producen muy poco ruido. Son ideales para vehículos pequeños y vehículos que no ven mucha conducción agresiva. Sin embargo, su suavidad significa que se desgastan más rápidamente, por lo que se produce más polvo.
  • Pastillas de freno cerámica – las pastillas de freno de cerámica son las más recomendables para los vehículos de alto rendimiento que se ven sometidos a giros bruscos, altas velocidades y paradas frecuentes. Las pastillas de cerámica son más caras de entre todos los tipos de pastillas de freno disponibles como consecuencia de su alto rendimiento. Esto hace que principalmente suelen encontrarse en coches de competición o de altas prestaciones, ya que sus ventajas distintivas son las que mejor se adaptan a estos modelos de altas prestaciones.

Elección de las pastillas de freno según el tipo de coche

Ahora que conoces algunos de los tipos más comunes de pastillas de freno, es importante que puedas identificar qué tipo de pastilla de freno es la más adecuada para tu coche y sus necesidades. Cada uno de los diferentes tipos de vehículos requerirán un conjunto de características para sus pastillas de freno. Si eliges un tipo de pastilla de freno que no es adecuado, su sistema de frenado sufrirá como consecuencia.

Es este post, te proporcionamos una guía rápida en la que se describe el mejor tipo de pastilla de freno para cada tipo de vehículo que se puede ver a continuación:

  • Coches ligeros y compactos – no se necesita tanta fuerza para detener un coche compacto como un vehículo más pesado como un camión. Por lo tanto, las pastillas de freno de compuestos orgánicos son adecuadas para los vehículos ligeros y compactos. Tienen suficiente potencia de frenado, serán mucho más silenciosos que otras pastillas de freno disponibles y son económicos. Si empiezas a notar que se acumula polvo de freno, también puedes sustituirlo por una pastilla de freno de cerámica por algo más de dinero.
  • Coches de tamaño medio – debido a su mayor tamaño, se puede recomendar una almohadilla ligeramente más gruesa, como un juego NAO de bajo metal. El metal en la almohadilla te proporcionará un mejor poder de frenado, pero también puede ser un poco más ruidoso. Una vez más, las almohadillas de cerámica serían un gran ajuste, pero a un precio algo más alto.
  • Coches deportivos – cualquier cosa que pueda ir de 0-100 km/h en pocos segundos, también necesita pasar de 100 a 0 km/h igual de rápido. Por eso, lo mejor es pensar en un juego de pastillas de freno semimetálicas o en uno que sea de pastillas de freno cerámicas de alto rendimiento.
  • Camiones, SUV’s y furgonetas – pastillas de freno mejoradas o de alta resistencia serían las mejores para este tipo de vehículos debido al aumento de peso y a la necesidad de más potencia de frenado. Por eso se suelen utilizar pastillas de freno semimetálicas o pastillas de freno con un alto contenido de metal. Aunque estos pueden ser más ruidosos, también pueden salvarte la vida.

Una regla general es que cuanto mayor sea la potencia de frenado necesaria, mayor será el contenido de metal en las pastillas de freno.

Cambiar las pastillas de freno a tiempo y su importancia

Tan importante como la capacidad de tu coche para ir del punto A al punto B es la capacidad de tu coche para detenerse cuando pisas el pedal del freno. Para ser capaz de mantener la capacidad de freanar y detenerse sin problemas, necesitarás que el sistema de frenos de tu vehículo sea revisado regularmente por un mecánico cualificado. Lo más probable es que tengas que cambiar las pastillas de freno varias veces a lo largo de los años.

Dónde encontrar más información específica para tu modelo de coche

El manual del propietario de tu vehículo encontrarás una enumeración con todas las recomendaciones específicas para llevar a cabo el mantenimiento de rutina recomendado, que puede incluir inspecciones de los frenos. Pero como regla general, debes pedirle a tu mecánico que eche un vistazo a las pastillas de freno cada vez que cambies las ruedas. Esto permite que el mecánico tenga acceso para inspeccionar visualmente el grosor y la condición de las pastillas de freno y otros componentes del freno.

Hay otras señales de advertencia que indican que sus pastillas de freno pueden necesitar atención. Algunos de estos incluyen:

  1. Un sonido de chirrido cuando se aplican los frenos
  2. Cualquier chirrido o chillido audible
  3. Una distancia de parada más larga
  4. Pulsos a través del pedal de freno
  5. Un pedal de freno inferior que se asienta más cerca del suelo

Si notas alguna de estas señales, lleva tu coche a un mecánico especializado, como éstos talleres mecánicos cambio de pastillas en Málaga, para ver si tus pastillas de freno (o cualquier otra cosa) necesitan atención. El mantenimiento de tu coche te ayuda a mantenerte más seguro mientras conduces, lo que reduce tus posibilidades de presentar una reclamación de seguro de automóvil.

 

Deja un comentario