Saltar al contenido
Tu sitio de car audio

Avisador, Inhibidor y Detector de Radares: Principales Diferencias

A día de hoy se han desarrollado muchísimos mecanismos y tecnologías que permiten a los conductores saber dónde están localizados los radares que controlan la velocidad. El pasado año 2014 salió una ley que prohibía el uso de los detector de radares en los vehículos, y a raíz de esto se han generado mucha dudas acerca de cuáles están permitidos, son legales o no. Las principales preguntas que la gente se plantea son:

¿Qué dispositivos son legales y cuales me pueden suponer una sanción? ¿Cuáles son las diferencias entre estos dispositivos? ¿De qué manera me pueden sancionar? ¿Cual es la multa por su uso o instalación?

En esta breve guía os explicaremos todo lo que necesitáis saber en cuanto a los avisador, inhibidor o detector  de radares de velocidad.

En primer lugar vamos a empezar por definir qué dispositivos están permitidos y cuáles no lo están. El 9 de mayo del año 2014, solamente eran ilegales, tanto su uso como su instalación, los inhibidores de radar. A partir de esta fecha pasó a estar prohibido el USO tanto de elementos como el inhibidor o detector de radares. La ley en cuestión la podéis consultar aquí.

Diferencias entre estos dispositivos para detectar radares

La principal diferencia entre un inhibidor de radar y un detector de radares es que el inhibidor de radares lo que hace es cancelar la frecuencia que emite el radar de la Policía anulando la o modificando el funcionamiento de los posibles radares cercanos, de modo que el conductor que lo lleve instalado puede circular a la velocidad que desee sin que el radar llegue detectarlo. Por otro lado el detector de radares lo que hace es rastrear mediante las ondas emitidas por los radares de tráfico la localización de los mismos y, una vez que detecta la señal lanza un aviso al conductor para que este pueda aminorar la marcha y darle tiempo a frenar antes de pasar por el radar y así evitar la multa.

Los únicos dispositivos permitidos a día de hoy por la Dirección General de Tráfico y la legalidad de España son los avisadores de radar, ya que esto es lo que hacen es tener una gran base de datos actualizada en la que se encuentra la localización de cada uno de los radares instalados de manera fija en la península y lanzan un aviso al conductor cada vez que pasa cerca de uno de estos puntos, pero sin interferir con la señal.

Pero aunque a ojos de la legislación el uso de los inhibidor o el detector de radares están prohibidos, no considera el mismo tipo de infracción es llevar uno u otro en el coche. Por lo que ahora vamos a ver cada una de las sanciones que pueden ponernos en función del dispositivo que estemos usando o tengamos instalado en el coche.

Inhibidores de radar

Lo que hacen estos aparatos es emitir una señal en una frecuencia que anula e inutiliza la funcionalidad de los radares de tráfico o de los radares de velocidad, permitiendo al conductor no tener que reducir la marcha al pasar a través de ellos, ya que consigue hacer que el cinamómetro que tiene el radar, no salte.

Es por esto que obviamente está prohibido el uso de los inhibidores de radar, pero más allá de eso, tan sólo con llevar uno de estos aparatos instalado en nuestro coche, podemos recibir una multa.

La multa que puede suponer tan sólo la instalación de un inhibidor de radares en el coche puede ser de hasta 6.000 euros y una retirada de 6 puntos del permiso de circulación. Mientras que al taller que ha realizado la instalación le puede suponer una sanción que puede alcanzar los 30.000 euros. Sin embargo, esto no hace que la gente deje de usarlos, ya que a día de hoy, existen numerosos talleres que instalan este tipo de dispositivos, integrados y camuflados dentro del vehículo, con todo tipo de sistemas para que la policía no sepa encontrarlos.

Detector de radares

Un detector de radares es un aparato que detecta las ondas de frecuencia que emiten los radares, fijos o móviles, de tráfico o de velocidad. Lo que en ningún caso hacen los detectores,  es inhibir o inutilizar dicha señal. En otras palabras, lo que hacen es detectar la presencia y proximidad de los radares de velocidad que haya, y avisar al conductor cuando detecta un radar, de  manera que este pueda reducir su velocidad y pasar a través del radar dentro del límite de velocidad establecido. En el caso del Detector de Radares, está prohibido su USO en cualquier clase de vehículo. Todos los modelos y tipos diferentes de detector de radares están prohibidos, desde el detector de radares láser, el facilitado por Android, etc. El uso de cualquiera de ellos está sancionado desde la 9 de Mayo del año 2014.

Avisador de radares

En último lugar, existen los avisadores de radar, que son los únicos dispositivos permitidos por la ley que nos avisan de la ubicación de algunos radares. La razón por la que los avisadores de radar están permitidos es porque en ningún momento interactúan con la señal o frecuencia de los radares de velocidad, ya que estos dispositivos funcionan mediante una base de datos en la que están localizados todos los radares de velocidad, y lo que hace es, cuando detecta que el conductor está próximo a uno de ellos, avisarle de que ahí hay un radar, sin especificar si este está activado o no.

Es el caso de los diferentes modelos de GPS que hay en el mercado, así como algunas aplicaciones. El principal problema que presentan es que la base de datos no tiene porqué estar actualizada, de modo que pueden existir radares de velocidad nuevos de los que no nos avise, así como tampoco es capaz de detectar los radares móviles ni decir si un radar fijo está en funcionamiento o no cuando pasamos por él.

Que hace legales o ilegales a estos dispositivos

La principal diferencia entre el detector de radares y el avisador de señal, es que el avisador en ningún momento interrumpe o inutiliza la señal del radar, aunque al igual que el detector, sí que interactúa con ella para poder decir donde se encuentran situados estos radares y avisar al conductor si el radar está activado, y es por esta interacción con la señal por lo que ha sido prohibido el uso de los detectores de radar.

La diferencia fundamental entre el detector y el inhibidor es que, el detector de radares no inhibe ni cancela la frecuencia del radar,  auqnue sí que interactúa con él para captar la señal e inutilizarla. Al contrario que con el inhibidor, el detector de radares no permite pasar con exceso de velocidad sin ser descubierto, lo único que hace es avisar al conductor para que reduzca la velocidad al pasar por delante del radar.